30 de enero de 2009

AQUELLA TARDE

Aquella tarde
desaparecí del mundo.
Como los prestidigitadores hacen,
como sucede con la luz
cuando la noche la devora.
Aquella tarde
desaparecí del mundo.
No me hallaron.
Y aunque me buscaron con insistencia,
yo no estaba.
Jamás supieron dónde estuve,
nunca he querido desvelarlo,
pero cuando regresé al mundo
yo ya había cumplido algunos sueños.
Aquella tarde
fue maravillosa con todos sus recuerdos,
con todos tus recuerdos.
Aquella tarde
desaparecí del mundo.
Y volvería a hacerlo.

20 de enero de 2009

LAS RUINAS DE ARAS

La saga ha comenzado con la publicación de "Las ruinas de Aras". No te la dejes escapar, disponible desde el 8 de Enero de 2009. Puedes encontrar tu ejemplar en Librería Shogun de Salamanca, Librería Interbook de Sevilla y Librería Víctor Jara de Salamanca, así como a través de la editorial C & M.
Próximamente se irán anunciando otras librerías donde poder adquirir tu ejemplar en http://www.jaumecastejon.com. No pierdas la oportunidad de ser un@ de l@s primer@s en conocer los reveladores secretos que se ocultan en "Las ruinas de Aras"

18 de enero de 2009

REPOSO

Fondo musical "Ravens" de Paul Schwartz
Naufragué. Sí.
Me hundí con todos mis lastres,
con todas mis penas,
y la mar arbolada
golpeaba mi cuerpo desprotegido,
con tanta violencia
que me rompía en diez mil pedazos
a cada embestida.
Caí al infierno desolado,
sucumbí a las tentaciones
y mi alma prisionera de un cuerpo inútil
reclamaba la libertad
a gritos, a zarpazos,
con tanta vehemencia
que me rompía en diez mil pedazos
a cada súplica.
Pero ha llegado la calma
y en la quietud que sigue a la lucha
recompuse mi cuerpo
desde dentro y desde fuera
para poder presentarme ante ti,
digno.
Tuve suerte de hallarte.
Ahora reposo en tu compañía
y cada segundo a tu lado
es como un bálsamo
que me otorga vida,
energía.
Te amo.

4 de enero de 2009

CAMINOS

Fondo musical "Out of Africa" de John Barry
Recorreré todos los caminos,
sean atajos o sendas tortuosas,
no dejaré de recorrer
todos los caminos
que el destino me haya preparado.
Buscaré incansable
las respuestas que nadie supo darme,
la verdad que nadie me obsequió,
la felicidad que quise negarme.
Recorreré todos los caminos
y no pararé hasta encontrarte,
hasta que mis pies queden llagados,
hasta que mi alma repose aliviada.
Cruzaré montes, colinas, valles,
hundiré mis pies en ríos y mares,
visitaré mil hogares, conoceré gentes ajenas
y no descansaré hasta hallarte.
No renegaré de mi búsqueda contínua,
porque sé que después de recorrer todos los senderos,
estarás al final,
con los brazos abiertos y con una cándida sonrisa,
esperándome para el abrazo.