25 de febrero de 2009

LA CONSAGRACIÓN

Fondo musical "La consagración" de Gaston Iungman
Foto propiedad de Edward Wayne

Postrado ante el templo,
tu cuerpo,
contemplo el juego de la luz,
recorriéndote, en reposo
silente.
El sol asciende
en un canto triunfal,
absorto ante la maravilla
de tu piel,
terciopelo tentador,
que me invita a zambullirme
hasta las profundas aguas abisales.
La claridad del nuevo día
hiere mis sentidos
y, ávido de ti,
advierto que no soy
más que un fiel peregrino
abrumado ante tu consagración.

24 de febrero de 2009

PREMIOS




Estos son los premios que me han otorgado desde el blog de Amalia, el cual os recomiendo que visitéis. Aunque no quiero dejar pasar la ocasión para deciros que estoy muy agradecido, pero creo sinceramente que mi blog no merece ningún premio

23 de febrero de 2009

Sentado en la penumbra
desaba oír tu voz,
verte descalza ante el mundo,
corriendo hacia mí
para que me abrazaras.
Puede que idealizara tu nombre,
puede que imaginase demasiado,
pero la primera mirada
que posé en tus ojos
fue para decirte que te deseaba
y tú me correspondiste
con un beso tan profundo
que todavía hoy
anda mi memoria turbada
con la espiral de emociones
con las que me inundaste.
Sentado en la penumbra
de mis noches
espero el momento de ese beso.

12 de febrero de 2009

EN EL AIRE

Fondo musical "En el aire" de Jorge Méndez.
Abro la ventana a la mañana
y la paz, envuelta en neblina,
me saluda con un abrazo frío.
Las cadenas autoimpuestas,
el tiempo corriendo en contra,
el peso de nuestros compromisos,
aparecen.
Extiendo los brazos
y me lanzo al vacío
para fundirme con el aire
con el alma predispuesta,
con la mente entregada.
Descubro que vuelo,
que el aire me acoge,
y te ofrezco mi mano
para que juguemos con el viento.
En el aire siento tu mirada,
tus recelos abandonan
el espíritu que los alimenta
y se funden
en la libertad de nuestro pensamiento.

Volaremos unidos por nuestras manos
por mundos desconocidos,
por fantasías sin límite,
en el aire.
Siempre juntos, ... en el aire.

5 de febrero de 2009

Abridme las puertas
y convocad a los espíritus libres
para que escuchen
el canto dulce de la felicidad,
de la belleza.
Dadme de beber
de la fuente fresca,
la que nos cuenta leyendas secretas
y recibidme
con una sincera sonrisa
y los brazos abiertos.
Pronto está mi regreso,
cercana mi vida nueva
y quiero compartirla con vosotros
por haber aguardado
en la larga,
larguísima espera.