18 de septiembre de 2010

LUZ EN LOS OJOS


Al volver la luz del día
sobre mis ojos,
brillaron con emoción
porque retornaban
al amor que siempre sentí,
al que después de años
oculto en mi corazón,
brotaba sin control,
y otra vez
estallé de felicidad.